SATSE CLM considera que los servicios mínimos fijados en Sanidad dificultará que los profesionales sanitarios secunden la huelga

28 febrero 2012

El Sindicato de Enfermería de Castilla-La Mancha, SATSE, considera que los servicios mínimos fijados por el Gobierno regional en el ámbito de la Sanidad para la jornada de huelga convocada para mañana, miércoles 29 de febrero, en la Administración pública de Castilla-La Mancha harán muy difícil que los profesionales sanitarios puedan secundar el paro.

Desde el Sindicato de Enfermería se apunta que para el 29 de febrero en algunos centros sanitarios se han fijado unos servicios mínimos que son del 100 por cien de la plantilla y que en otros habrá incluso más profesionales sanitarios que cualquier otro día, lo que para SATSE pone de manifiesto la escasez de las plantillas de profesionales de enfermería en la sanidad de Castilla-La Mancha, como ha venido denunciando este sindicato, que ha cifrado el déficit  en más de 12.700 enfermeras para equipararnos a las ratios enfermera/paciente de los países de la OCDE.

A este panorama, SATSE añade que la Ley de Medidas Complementarias para la aplicación del llamado Plan de Garantía de los Servicios Sociales, aprobada recientemente en las Cortes regionales, provocará la  destrucción de empleo en el sector sanitario, el empeoramiento de las condiciones laborales de los profesionales sanitarios ante la reducción de las ya escasas plantillas y, sobre todo, un grave deterioro de la calidad de la asistencia que se presta a los usuarios.

El Sindicato de Enfermería ha mostrado su rechazo al nuevo modelo sanitario que quiere implantar el Gobierno regional que incluye la privatización de centros y servicios sanitarios, lo que conllevará la gestión de la sanidad  siguiendo criterios economicistas, como ya se está empezando a ver con la implantación de las primeras medidas de recorte en los centros, la selección de pacientes y el rechazo de los mas costosos en los centros privatizados.

SATSE mantiene su apuesta por una sanidad pública, gratuita y de calidad y considera necesario el diálogo y la participación de todas los agentes implicados en cualquier medida que afecte a la salud pública, puesto que las medidas tomadas hasta el momento de forma unilateral por la Administración repercutirán no sólo en las condiciones laborales de los profesionales, sino en la salud de la población en general.

SATSE considera que para gestionar de forma adecuada la Sanidad en Castilla-La Mancha hay otras muchas medidas que pueden adoptarse en los centros sanitarios y que no provocarían la destrucción de empleo ni incidirían en la calidad de los servicios sanitarios públicos, y lamenta que el Gobierno regional no haya aceptado las propuestas y alternativas que desde SATSE se le han hecho llegar.